lunes, 12 de abril de 2010

endoscopia caballos

El endoscopio como ayuda diagnóstica en la exploración del aparato respiratorio del equino Se puede decir que el examen endoscópico es el método de evaluación de las vías aéreas superiores más importante conocido, ya que nos permite distinguir con certeza la procedencia de las secreciones nasales y de los sonidos respiratorios. Las vías aéreas superiores en el equino están formadas por estructuras complejas que tienen variadas funciones, de estos se incluyen olfación, fonación, acondicionamiento y filtrado del aire inspirado. Así mismo intervienen en el mecanismo de termoregulación y la conducción del aire durante la respiración. Anatómicamente están compuestas por las fosas nasales, pasajes nasales, faringe, laringe y tercio superior de la traquea, mientras que las vías aéreas inferiores intervienen en la conducción e intercambio gaseoso, siendo sus componentes traquea y pulmones. En el equino las vías aéreas superiores son únicas para el mecanismo eficiente de la respiración, ya que este es incapaz de respirar en forma eficaz a través de la boca. Así mismo contribuyen significativamente con el total de la resistencia que ejercen al paso del aire desde el exterior a los pulmones, siendo este aporte del 50 al 75% en animales en descanso. El aire inspirado por un animal en descanso antes de comenzar a ejercitarse es de 4 L/seg. y puede llegar a 75 L/seg. en ejercicio. Por tal razón cualquier patología que aumente el porcentaje de resistencia que ejercen las vías aéreas superiores al paso del aire, en el equino se presentará un proceso obstructivo respiratorio. Al usar el endoscopio de fibra óptica flexible se ha encontrado que el 8,6% de los animales con historia de disminución de su capacidad atlética o intolerancia al ejercicio, sufren de problemas obstructivos de las vías aéreas superiores y dentro de estas patologías destacan: Faringitis Hiperplasica Linfoide, Hemiplejía Laringea (Caballos Roncadores), Desplazamiento Dorsal del Paladar Blando y Atrapamiento Epiglotico. Se puede decir que el examen endoscópico es el método de evaluación de las vías aéreas superiores más importante conocido, ya que nos permite distinguir con certeza la procedencia de las secreciones nasales y de los sonidos respiratorios. Para la realización de esta técnica exploratoria en el equino no es necesario el uso de tranquilizantes, ya que se puede afectar la función normal de la musculatura de las vías aéreas superiores, este examen debe ser realizado antes y después del ejercicio. Cuando se va ha realizar el examen endoscópico de un equino, este debe comenzar por la evaluación de ambos pasajes nasales, con lo cual se descartara estenosis o cuerpos extraños en alguno de ellos. Aunque no podemos ver el orificio nasal del seno maxilar, la presencia de secreciones anormales en la zona caudal del pasaje nasal, provenientes del meato medio nos puede sugerir problemas a nivel de los senos. Los huesos etmoturbinados deben ser evaluados ya que estos se encuentran en el fondo de los pasajes nasales. El siguiente paso es la evaluación de las aberturas faringeas de las bolsas guturales, las cuales se abren cuando el animal deglute. Si el endoscopio es de un diámetro adecuado se puede evaluar el interior de estas estructuras para lo que es necesario utilizar como guía un catéter de Chamber, dentro de las bolsas guturales podemos encontrar cuerpos extraños, placas micóticas, secreciones, material purulento y hasta sangre. El área de la faringe es evaluada observando el color de su mucosa y presencia de secreciones anormales, así como una cuidadosa observación de la anatomía de la zona. La laringe es la región anatómica que sigue en nuestra exploración y lo más importante en esta evaluación es determinar el correcto funcionamiento de los aritenoides en el proceso de la respiración, por lo que el movimiento de aducción y abducción debe ser chequeado. Para este chequeo el equino debe ser observado en reposo ocluyendo los ollares entre 20 a 40 segundos y otra forma de observar la función es durante la deglución. Por lo que debemos observar el movimiento simétrico de ambos aritenoides, así como la capacidad de estos de mantener la completa abducción y aducción. Esta evaluación debe ser repetida después del ejercicio ya que puede existir una disfunción de alguno de los músculos intrínsicos de la laringe lo cual no pudo ser observado en reposo. Rakestraw et al., en el 1991 propuso un sistema de evaluación del movimiento de los aritenoides que lo clasifica en cuatro grados y está siendo usado en estos momentos a nivel mundial. Grado I: Existe simetría entre los dos aritenoides y el movimiento de aducción y abducción de ambos cartílagos es sincrónico. Grado II: Se observa asincronismo del cartílago aritenoide izquierdo detectable en cualquier fase de la respiración sin embargo la completa abducción del cartílago es mantenida durante la deglución o con la oclusión nasal. Grado III: Se observa asincronismo del cartílago aritenoide izquierdo detectable en cualquier fase de la respiración sin embargo la completa abducción del cartílago no puede ser inducida durante la deglución o con la oclusión nasal. Grado IV: No se observa movimiento del cartílago aritenoide izquierdo en ninguna de las fases de la respiración. La evaluación endoscópica de la laringe puede realizarse en ejercicio para lo cual se utiliza una banda corredora sin fin (treadmill), siendo este procedimiento bien tolerado por el equino como diagnostico definitivo de patologías que sólo se presentan en ejercicio. El endoscopio puede ser utilizado para evaluar la traquea y se puede insertar tan profundo como el diámetro de este lo permita, con lo cual podemos evidenciar secreciones, cuerpos extraños, estenosis y realizar otras técnicas con su ayuda para la exploración pulmonar, como seria el Lavado Broncoalveolar. Siendo la evaluación endoscópica una de las herramientas más eficientes en la exploración del sistema respiratorio en el equino, esta no debe ser descartada en ningún momento por los profesionales que tengan a su cargo el manejo de un paciente con signos respiratorios y su realización no debe ser excluida al tratar de obtener el diagnóstico definitivo de cualquiera de las patologías respiratorias que este maravilloso animal pueda estar padeciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada